PRIMEROS EDUCADORES

Los padres son los primeros educadores de sus hijos y su acción tiene un peso decisivo en la formación de los criterios de vida, habilidades y actitudes que los caracterizarán durante toda su vida. La escuela, por su parte, los acompaña y apoya en este proceso.

El derecho y la responsabilidad de la educación de los hijos corresponden siempre a los padres, a quienes el colegio ayuda en su tarea de primeros educadores.

Estamos convencidos de que sólo es posible una educación personalizada de calidad, cuando familia y colegio comparten valores y principios educativos, y actúan de manera coordinada.

Ello sólo es posible en la medida en que existe una estrecha comunicación y una clara comunión de intereses y valores.

Familia y Colegio trabajan juntos en la educación de los alumnos, esto se concreta en el trabajo coordinado entre el preceptor y la familia.

Por este motivo, ponemos a disposición de las familias diversos medios de orientación y formación: entrevistas individualizadas de tutoría y cursos de formación, adaptados a las etapas madurativas de los alumnos.